Presente desde 1976, en el mercado de la automatización, la instrumentación neumática y electroneumática para el control de proceso; OMC es hoy una de las mayores sociedades europeas operativas del sector. Nuestra producción comprende una amplia y completa gama de productos ya instalados y operativos en la industria química, petroquímica, papelera, alimentaria, farmacéutica, textil... etc.

Desde nuestras instalaciones ubicadas en Barcelona, operativa desde el año 2007, cubrimos las áreas comerciales de España, Portugal y Sudamérica. Contamos con un stock permanente de productos, así como servicio de asistencia técnica y reparaciones.

 

LA FUERZA DE OMC

 

LA ENTREGA:

Los plazos de entrega son mínimos gracias a nuestro modelo de organización interna de doble velocidad, por lo que nusetra producción está dividida en dos líneas de trabajo: una para los pedidos programados y otra para las urgencias específicas.

 

LA FLEXIBILIDAD:

Característica principal de nuestra empresa. Infinitas soluciones de modelos, opciones, escalas y equipos especiales para resolver cualquier problema y satisfacer las exigencias de nuestros clientes.

 

EL PRECIO:

Factor muy equilibrado y competitivo. La implantación y el mantenimiento de una estructura particularmente ágil, nos permite contener los costes de producción garantizado al mismo tiempo que una alta calidad del producto.

 

LOS PROVEEDORES:

OMC ha seleccionado cuidadosamente y de forma continua a sus proveedores (algunos de los cuales colaboran con nosotros desde hace más de veinte años), adquiriendo siempre sólo componentes de comprobada fiabilidad.

 

LA ASISTENCIA:

El departamento de asistencia técnica es un activo de nuestra empresa, siempre preparado para resolver telefónicamente cualquier problema que puedan surgirle a nuestros clientes.

 

EL DISEÑO:

Sector central en la estrategia de OMC. Nuestros diseñadores, en contacto directo con los responsables técnicos, siguen y controlan constantemente las exigencias del mercado, con el fin de estudiar nuevas soluciones y el desarrollo continuo de los productos existentes.

 

LA CALIDAD:

Resultado de la relación entre la selección de proveedores y el control de los materiales tanto a la recepción (muestreo de materias primas y componentes), como en las varias fases de la producción, lo que significa esencialmente recursos humanos e inversión en maquinaria y equipos de control.

 

EL CRECIMIENTO:

Hechos, no palabras. La solidez y fiabilidad de una empresa en el tiempo no se miden únicamente por el crecimiento de su facturación, sino por la confianza expresada por el Mercado. Hoy en día, OMC, cuenta con la confianza de más de 2.000.